From 1 - 10 / 24
  • Índices que se asocian a atributos ecológicos clave y parámetros socioeconómicos de especial interés que pueden ser de aplicación en la evaluación del grado de afección del socioecosistema costero ante los efectos del cambio climático. Se incluyen dos índices ecológicos; uno referido a los valores naturales sobresalientes, calculado en base al análisis de los espacios naturales protegidos presentes en cada tramo de 500m. de anchura a lo largo del litoral, y otro sobre diversidad biocenótica o fitocenótica, en base al cálculo de la biodiversidad de hábitats y la diversidad estructural (desarrollo vertical y cobertura de las formaciones vegetales). Por su parte, los índices socioeconómicos calculados y cartografiados hacen referencia al sector turístico (plazas turísticas asociadas a longitudes de playa), agrícola (interés socioeconómico y grado de exposición de los cultivos), de la salud (áreas residenciales y distancia a masas de agua), al espacio residencial propiamente dicho (valor del uso residencial y grado de exposición), al urbano e infraestructuras (valor de uso y grado de exposición) y al patrimonio histórico (valor patrimonial y grado de exposición). Se incluyen textos explicativos y cartografías resultantes así como las leyendas diseñadas para una lectura correcta. Los valores de los indicadores de vulnerabilidad generados solo intentan evaluar la susceptibilidad intrínseca relativa ante un evento adverso, y no la magnitud ni la probabilidad de ocurrencia del mismo, ni en modo alguno intentan cuantificar daños o costes. Cualquier intento de comparar y asociar los valores de los indicadores con los impactos debe ser realizado, por lo tanto, con mucha cautela, si bien, por el contrario, indican las áreas potenciales donde estudios más detallados deben llevarse a cabo en el futuro para una pormenorizada evaluación de los riesgos e impactos asociados a la previsible subida del nivel del mar. Además proporcionan un razonable punto de partida (junto al índice CVI, también integrado en la REDIAM) para la toma de decisión a los gestores y para contextualizar las medidas de adaptación.

  • Variables climáticas calculadas para el proyecto "Biomasa forestal en Andalucía. Modelo de existencias, crecimientos y producción. Coníferas". Concretamente: Raster de 100x100m de variables climáticas de temperatura obtenidos a partir de la información climatológica de la Red de Información de Andalucía (REDIAM) y de precipitación con la información facilitada por la Consejería de Agricultura y Pesca y calculados bajo el estudio "Sistema de Inferencia Espacial de las propiedades Físico-Químicas e Hidráulicas de Suelos de Andalucía. - Precipitación anual - Precipitación de invierno - Precipitación de primavera - Precipitación de verano - Precipitación de otoño - Temperatura media anual - Temperatura media de las mínimas del mes más frío - Temperatura media de las máximas del mes más cálido - Oscilación térmica media - Oscilación térmica total - Temperatura media de mes más frío - Temperatura media de mes más cálido - Evapotranspiración de referencia anual - Suma de superavits - Suma de déficits - Duración de la sequía - Índice hídrico anual

  • Estudio de Biomasa forestal en el ámbito regional de Andalucía para determinar las existencias de madera y biomasa por unidad de superficie mediante modelos de existencias y producción complejos, basados en fundamentos de ecología forestal, y apoyados sobre análisis territoriales de multitud de variables, gestionadas y manipulados mediante sistemas de información geográficas Se incluyen componentes principales de las variables ambientales.

  • El Modelo Digital de Incidencia Solar, mensual o anual, de 10 m de resolución y elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente (2008), almacena para cada punto del terreno la suma, mensual o anual, de los valores de la incidencia solar calculada mediante la recreación exacta de la trayectoria del sol sobre la superficie del terreno. Las unidades de este valor son horas, transformables a energía al multiplicar por la radiación neta directa recibida por la superficie del terreno. No puede considerarse un índice, al poseer dimensión, más bien corresponde a un ratio o proporción de energía efectiva que llega al suelo, en función de la latitud, fecha del año para los modelos mensuales, y orografía. Este índice viene a sustituir e integrar los valores clásicos de orientación y exposición, o índice de insolación de Sánchez Palomares que no tienen en cuenta la pendiente, latitud y trayectoria real del sol y proyección de sombras. El contenido de información consta de 13 capas ráster: la correspondiente a la incidencia solar anual (unidades: horas/año) y 12 capas relativas a la incidencia solar mensual (unidades: horas/mes).

  • Variables edáficas calculadas para el proyecto "Biomasa forestal en Andalucía. Modelo de existencias, crecimientos y producción. Coníferas". Se han obtenido mapas continuos de 100x100 m para la región andaluza de variables edáficas procedentes de técnicas edafométricas que permiten correlacionar la información obtenida de las observaciones directas del suelo (perfiles) con las principales variables ambientales que contribuyen a la formación del suelo, mediante el procedimiento híbrido de predicción espacial (regresión-kriging). Concretamente: - Media ponderada del contenido de arena en todo el perfil del suelo en % - Media ponderada del contenido de limo en todo el perfil del suelo en % - Media ponderada del contenido de arcilla en todo el perfil del suelo en % - Profundida del suelo hasta el horizonte R en cm - Media ponderada de la conductividad hidráulica saturada en todo el perfil del suelo en cm/día - Media Ponderada de Materia Orgánica en el perfil del suelo en % - Media Ponderada de Materia Orgánica en el horizonte superficial del suelo en % - Media ponderada del pH en agua en todo el perfil del suelo - Media ponderada del contenido de tierra fina en todo el perfil del suelo en % - Caliza activa en % - Capacidad de intercambio catiónico en meq/100 gr - Porcentaje de saturación de bases en % - Contenido de nitrógeno en el horizonte superficial del suelo en % - Media ponderada de la capacidad de retención del agua en todo el perfil del suelo en mm/m

  • Modelo digital batimétrico elaborado a partir de las curvas de nivel y cotas digitalizadas a partir de las cartas náuticas de Instituto Hidrográfico de la Marina a escala 1:50.000 y 1:25.000 en lugares concretos (Bahía de Algeciras).

  • Raster de distribución actual y potencial y calidad de estación (SI) de las siguientes especies de pino: Pinus pinea, Pinus halepensis, Pinus pinaster, Pinus nigra, Pinus sylvestris. Elaborados para el proyecto 'Biomasa forestal en Andalucía. Modelo de existencias, crecimientos y producción. Coníferas'. A partir de variables ambientales calculadas previamente y de datos de presencia de las parcelas de IFN3 se obtienen mapas de calidad de estación (Índice de Sitio), mediante metodología Regresión-Kriging y mapas de distribución potencial, obtenidos mediante dos metodologías (Caracterización Paramétrica de Gandullo y Máxima Entropía). A partir de las parcelas del IFN3 y de los proyectos de ordenación, del MUCVA, MAPA FORESTAL ESPAÑOL y VEGE10 se obtienen los mapas de distribución actual de las cinco especies de pinos representativas del territorio andaluz. Concretamente, la información recogida: - Resumen de los valores numéricos de los hitogramas de frecuencia de las variables ecológicas - Parcelas de inventario IFN3 de la especie. - Distribución actual de la especie Pinus sp - Calidad de estación para Pinus sp. - Altura de referencia (Indice de sitio) para la distribución actual de Pinus spp. - Altura de referencia (Índice de sitio) para la distribución potencial de Pinus spp. - Clasificación binaria de la probabilidad de presencia para Pinus spp. - Distribución de potencialidad para Pinus spp. - Clase de potencialidad para Pinus spp.

  • Variables orográficas calculadas para el proyecto "Biomasa forestal en Andalucía. Modelo de existencias, crecimientos y producción. Coníferas". Concretamente: MDE (m), pendiente, curvatura media (1/m), orientación (grados) e insolación (adimensional) del Terreno de 100x100m generado a partir de MDE por cuadrantes (resolución 10x10 y 5x5m) remuestreados procedentes de los proyectos de producción de Ortofotos regionales de Andalucía y del PNOA (026V_el).

  • En el AR5 se ha utilizado un conjunto de cuatro escenarios que sí consideran las políticas climáticas, las denominadas Sendas Representativas de Concentración o Trayectorias de Concentración Representativas (RCP, de sus siglas en inglés), véase (IPCC, 2013). Estos RCP se definen como escenarios que abarcan series temporales de emisiones y concentraciones de la gama completa de los GEI y aerosoles y gases químicamente activos, así como el uso del suelo y la cubierta terrestre (Moss et al., 2010). El término “representativa” significa que cada trayectoria de concentración ofrece uno de los muchos posibles escenarios que conducirían a las características específicasde forzamiento radiativo. El término trayectoria hace hincapié en que únicamente son de interés los niveles de concentración a largo plazo, pero también indica el camino seguido a lo largo del tiempo para llegar al resultado en cuestión (Moss et al., 2010). Las trayectorias de concentración representativas, generalmente, hacen referencia a la parte de la trayectoria de concentración hasta el año 2100, para las cuales los modelos de evaluación integrados han generado los correspondientes escenarios de emisiones. Éstas se identifican por el forzamiento radiativo total aproximado para el año 2100 con respecto a 1750, que se considera comprendido en una horquilla entre 2.6 y 8.5 Wm–2. Estos valores deben considerarse como meramente indicativos, ya que el forzamiento climático resultante de todos los factores varía de un modelo a otro, en función de las características del modelo y del tratamiento de las sustancias de tiempo de vida corto. En el caso de los RCP6.0 y RCP8.5, el forzamiento radiativo no alcanza su máximo hasta 2100; para el RCP2.6, alcanza un máximo y después disminuye; y para el RCP4.5, se estabiliza hacia 2100. Este nuevo enfoque nos lleva a recalcar que, en el funcionamiento del sistema climático, lo realmente importante no es tanto la cantidad de gases de efecto invernadero emitida a la atmósfera, sino la forma en la que esos gases modifican el equilibrio energético del planeta. Algunos de los nuevos RCP permiten contemplar los efectos de las políticas orientadas a limitar el cambio climático del siglo XXI. Cada RCP tiene asociada una base de datos espacial de alta resolución de emisiones de sustancias contaminantes (clasificadas por sectores), de emisiones y concentraciones de los GEI y de usos de suelo hasta el año 2100, basada en una combinación de modelos de distinta complejidad de la química atmosférica y del ciclo del carbono. "Informacion Relativa a los Escenarios contemplados por CANES" Escenario HIST: Escenario histórico de referencia para el periodo 1961-2000. Es la información climática observada en dicho periodo. Escenario RCP26: Escenario de emisiones de GEI RCP2.6 es la Senda Representativa de Concentración donde los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero considerados en el AR5, corresponden a un forzamiento radiativo para el año 2.100 decreciente y estimado en 2.6 W/m², y una concentración de CO2 de 421 ppm. Escenario RCP45: Escenario de emisiones de GEI RCP4.5 es la Senda Representativa de Concentración donde los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero considerados en el AR5, corresponden a un forzamiento radiativo para el año 2.100 estable y estimado en 4.5 W/m², y una concentración de CO2 de 538 ppm. Escenario RCP85: Escenario de emisiones de GEI RCP8.5 es la Senda Representativa de Concentración donde los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero considerados en el AR5, corresponden a un forzamiento radiativo para el año 2.100 creciente y estimado en 8.5 W/m², y una concentración de CO2 de 936 ppm.

  • El MCG MIROC.ESM (Watanabe et al. (2011)), por sus siglas en inglés Model for Interdisciplinary Research on Climate Institute – Earth System Model, es un modelo que acopla la atmósfera, el océano y la superficie terrestre, mediante el intercambio de energía, momento, agua y el CO2. Ha sido desarrollado por la Universidad de Tokio, en el Instituto Nacional de Estudios Medioambientales de Japón y la Agencia de Ciencia Marina y Terrestre y de Tecnología de Japón. Mas información en: https://gmd.copernicus.org/articles/4/845/2011/gmd-4-845-2011.html En el AR5 se ha utilizado un conjunto de cuatro escenarios que sí consideran las políticas climáticas, las denominadas Sendas Representativas de Concentración o Trayectorias de Concentración Representativas (RCP, de sus siglas en inglés), véase (IPCC, 2013). Estos RCP se definen como escenarios que abarcan series temporales de emisiones y concentraciones de la gama completa de los GEI y aerosoles y gases químicamente activos, así como el uso del suelo y la cubierta terrestre (Moss et al., 2010). El término “representativa” significa que cada trayectoria de concentración ofrece uno de los muchos posibles escenarios que conducirían a las características específicasde forzamiento radiativo. El término trayectoria hace hincapié en que únicamente son de interés los niveles de concentración a largo plazo, pero también indica el camino seguido a lo largo del tiempo para llegar al resultado en cuestión (Moss et al., 2010). Las trayectorias de concentración representativas, generalmente, hacen referencia a la parte de la trayectoria de concentración hasta el año 2100, para las cuales los modelos de evaluación integrados han generado los correspondientes escenarios de emisiones. Éstas se identifican por el forzamiento radiativo total aproximado para el año 2100 con respecto a 1750, que se considera comprendido en una horquilla entre 2.6 y 8.5 Wm–2. Estos valores deben considerarse como meramente indicativos, ya que el forzamiento climático resultante de todos los factores varía de un modelo a otro, en función de las características del modelo y del tratamiento de las sustancias de tiempo de vida corto. En el caso de los RCP6.0 y RCP8.5, el forzamiento radiativo no alcanza su máximo hasta 2100; para el RCP2.6, alcanza un máximo y después disminuye; y para el RCP4.5, se estabiliza hacia 2100. Este nuevo enfoque nos lleva a recalcar que, en el funcionamiento del sistema climático, lo realmente importante no es tanto la cantidad de gases de efecto invernadero emitida a la atmósfera, sino la forma en la que esos gases modifican el equilibrio energético del planeta. Algunos de los nuevos RCP permiten contemplar los efectos de las políticas orientadas a limitar el cambio climático del siglo XXI. Cada RCP tiene asociada una base de datos espacial de alta resolución de emisiones de sustancias contaminantes (clasificadas por sectores), de emisiones y concentraciones de los GEI y de usos de suelo hasta el año 2100, basada en una combinación de modelos de distinta complejidad de la química atmosférica y del ciclo del carbono.